Apoyo a la integración

El Equipo de Pedagogía Terapéutica tiene la función primordial de dar una respuesta educativa adecuada a los alumnos con necesidades educativas especiales (A.C.N.E.E), que vienen derivados por el Equipo de Atención Temprana de zona (E.A.T.). Además, se atiende a niños que presentan signos de alerta que pueden interferir en su proceso de enseñanza-aprendizaje. Se interviene tanto en el Primer Ciclo como en el Segundo Ciclo.

Las funciones del Maestro de Pedagogía Terapéutica (P.T.) son:
• Facilitar la inclusión del alumno en todas las actividades que se realizan en el centro, fomentando la socialización y comunicación con sus iguales.
• Acoger, informar y orientar a las familias a lo largo de todo el proceso educativo.
• Detectar y valorar, junto al tutor, las necesidades que presenta el alumno en cualquiera de las áreas de desarrollo (motora, cognitiva, afectiva, lenguaje y autonomía).
• Elaborar un plan de intervención que permita al alumno alcanzar los objetivos generales marcados en su aula de referencia; atendiendo a sus necesidades educativas y emocionales.
• Asesorar al tutor de aula en la elaboración de las Adaptaciones Curriculares Individuales (en el caso A.C.N.E.E) y sobre la metodología específica más adecuada para el alumno.
• Valoración, intervención y seguimiento de los casos con el Equipo Multidisciplinar o Gabinete de Orientación (psicólogo, logopeda, médico) con el fin de establecer criterios comunes de intervención tanto con el niño como con su familia.
• Llevar a cabo dinámicas de sensibilización con el resto del alumnado y asesorar a todo el personal docente y no docente con el fin de poner en práctica pautas de actuación frente a determinadas conductas que puedan presentar los alumnos con necesidades especiales. También se informa acerca de cuál es el sistema de comunicación (gestos, pictogramas, lenguaje de signos, etc.) que se está utilizando para poder favorecer la relación, interacción, por tanto, inclusión del niño en todos los espacios y dinámicas del contexto escolar.
• Coordinarse periódicamente con otros profesionales que intervienen con el niño/familia, fuera del contexto educativo, como pediatras, neurólogos, E.A.T., tratamientos externos, servicios sociales, etc.