MENÚ COMEDOR

JoomBall - Cookies

JUNIO 2018

ALÉRGENOS  2018

alergenos

MENÚ BEBÉS

PDF de Alérgenos y listado de platos

MENÚ EQUILIBRADO Y SALUDABLE

La educación en la alimentación forma parte de nuestro proyecto educativo, ya que una adquisición de buenos hábitos en edades tempranas redundará en una buena salud futura.

Todos los alimentos que se sirven a los alumnos son elaborados diariamente en nuestras cocinas, siguiendo los protocolos que marca sanidad en cuanto a seguridad alimentaria se refiere.

El equipo médico supervisa la elaboración de los menús teniendo en cuenta que la comida de mediodía es sólo una de las que se hacen en todo el día.

La estructura de los menús en la escuela y en casa debe ser suficiente, variada, adaptada y agradable y sus objetivos deben ser:
- Proporcionar una comida de calidad nutricional, con criterios higiénicos sensoriales y educativos.
- Promover hábitos higiénicos alimentarios y de comportamiento adecuados, así como los aspectos sociales y convivencionales de las comidas.
- Potenciar la variedad en la alimentación.

El DESAYUNO: Es una ración de gran importancia, ya que ayuda a lograr un correcto rendimiento escolar. Debe incluir:
- Lácteos: 1 Vaso de leche, 1 yogur o queso.
- Cereales: pan, galletas, cereales de desayuno.

LA COMIDA: Debe aportar entre un 30 y un 35% de las necesidades energéticas diarias. Teniendo en cuenta todos estos factores confeccionamos un menú mensual que aporte la cantidad de calorías adecuada y la proporción correcta de grasas, proteínas e hidratos de carbono correcto, así como el contenido en vitaminas y minerales necesarios para el desarrollo del niño.

Es muy importante, tanto en la escuela como en casa, a la hora de la comida:
- Adecuar las preparaciones a los alimentos de temporada y a la época del año.
- Evitar las combinaciones de primer y segundo plato de difícil aceptación (de primero verdura y de segundo pescado).
- Es recomendable adecuar las combinaciones de primer y segundo plato de manera que no resulten ni demasiado ligeras, ni demasiado densas.
- 4 de los 5 postres escolares de la semana deberían basarse en fruta, preferiblemente fresca, reservando 1 día para lácteos y 1 día para postres dulces.
- Aportar variedad de sabores, olores, formas y consistencias: un plato bien preparado siempre despierta interés en los niños y estimula las ganas de comer.

LA MERIENDA: Podemos elegir una fruta o zumo de frutas, leche o yogur, bocadillo….. limitando la bollería para una vez a la semana.

LA CENA: Es la última comida del día y, por tanto, los alimentos deben ser fáciles de digerir; Podemos incluir: ensalada o verdura cocida, arroz y pasta, patatas, pescados y huevos, aves o pequeñas porciones de carne, pan, frutas, lácteos.